El verano de Pica Pecosa: Acuario de Gijón (Asturias)

Al principio del verano, Lucía pedía en su blog Baballa, que le propusiésemos planes para hacer con niños durante las vacaciones. Yo recogí el testigo, y le he envié esta propuesta para visitar el Acuario de Gijón, en Asturias.
Y hoy os cuento, encantada, que lo ha publicado en su blog.
Además, me ha inspirado para crear una nueva sección: El verano de Pica Pecosa. Aquí os daré información sobre los sitios a los que hemos ido este verano, junto con las correspondientes fotos, por supuesto.
La primera visita que hicimos fue al Acuario de Gijón. En su página web (http://acuario.gijon.es/), encontraréis información detallada sobre horarios, precios (con tarifas especiales para grupos, o para quienes tengan tarjeta ciudadana), cómo llegar, una visita virtual, los animales que se pueden ver, etc.
Fuimos con nuestra hija de 4 años, y unos amigos con sus mellizas de 9. Lo pasamos tan bien, que cuando llegamos a la salida, las pequeñas se lamentaban de que hubiese acabado.
El recorrido es muy ameno, ya que los acuarios (60, de agua dulce y salada), están ubicados en un entorno que recrea al detalle el hábitat de las difentes especies. En total, se pueden ver 5.000 animales que viven en los ríos asturianos, la costa cantábrica, la caribeña, y los océanos Índico africano, Atlántico sur y Atlántico subtropical:
Todo está cuidado al detalle; el recorrido está muy bien señalizado, cada acuario ofrece información sobre la/s especie/s que contiene, y puedes tomarte el tiempo que quieras sentado en los anfiteatros que hay delante de ellos. En el fondo del estanque de las nutrias y de las rayas hay dos ventanas donde puedes introducir la cabeza, y da la sensación de que estás en el agua con ellas:
También hay pequeñas pisicinas donde se pueden tocar estrellas y pepinos de mar, peces pequeños, etc:
No hay un momento para el aburrimiento, ya que a cada paso te encuentras una nueva sorpresa: las simpáticas e inquietas nutrias, las piscinas del “toca, toca”, el gigantesco tanque donde se pueden ver, desde diferentes perspectivas, tiburones, tortugas, rayas, meros, y otras muchas especies más, la urna donde se conserva un ejemplar de esturión de más de 2 metros de longitud, las delicadas medusas, los pingüinos…
Una vez acabada la visita, subimos a merendar a la terraza de la cafetería del acuario, que ofrece una espectacular panorámica de la playa de Poniente de Gijón:
Es un buen plan para pasar una tarde entretenida, y aprender muchas cosas. Las chicas se inventaron un juego: localizar los animales que conocen de películas o dibujos animados: Nemo, Bob Esponja, la Srta. Pluf, el Señor Cangrejo, Patricio Estrella, la tripulación del Holandés Errante y su capitán, Davy Jones…
Si tenéis oportunidad, no os lo perdáis. Tanto si vais con niños como si no, merece la pena.

Próxima visita: Parque de la Naturaleza de Cabárceno (Cantabria).

Subscribe
Notificación de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments